El golf es un deporte, y como cualquier deporte, requiere una buena cantidad de actividad física. Si bien puede no ser tan extenuante como algo parecido al rugby, no se puede negar que dar un golpe fuera de forma puede provocar un dolorido músculo desgarrado, algo que cualquier golfista quiere evitar a toda costa. La única forma de evadir eficazmente este problema es haciendo una rutina de ejercicios de calentamiento antes incluso de recoger un club.

Los calentamientos son un gran problema, con expertos que creen que no solo le dan a sus músculos una mejor elasticidad, sino que también pueden mejorar su movimiento total de oscilación hasta en un 17 por ciento. Eso es un gran problema cuando estás en el campo, pero un trato aún mayor cuando estás jugando contra un oponente, y necesitas todas las ventajas que puedas obtener. Los calentamientos son parte de todos los deportes del mundo e incluso pueden alterar las probabilidades de las apuestas en línea en Colombia.

Con eso en mente, he aquí algunos ejercicios de calentamiento que pueden beneficiar su tiempo en el curso.

  1. Ejercicios de brazos

Empiezas con algo tan simple como círculos de brazos. Estos aflojan los músculos de la espalda y los hombros, lo que les permite administrar mejor los cambios que realiza. Comience por mantener los brazos extendidos a los lados tanto como pueda estirarlos, y girándolos en círculos pequeños, primero en una dirección y luego en la otra. Haga esto durante cinco minutos completos, veinte repeticiones a la vez.

  1. Rotaciones del tronco

Este es uno para los músculos abdominales y de la espalda, y ayuda a tu postura cuando estás haciendo un swing. Comienza obteniendo dos palos y mantenlos a tus espaldas. Gire su torso en primer lugar hacia la derecha como si estuviera haciendo un swing, y luego en todo el camino hacia la izquierda. Este ejercicio toma otros 5 minutos, requiriendo 24 repeticiones en total.

  1. Woodchops

Otro que involucra a los clubes: aquí, sostenga el palo perpendicular al suelo frente a usted. Tome el garrote sobre su cabeza mientras mantiene los brazos estirados, y al mismo tiempo, arqueándose hacia atrás para estirar el pecho. Después de sostener durante 30 segundos, baje lentamente la maza y realice una sentadilla, siempre manteniendo la espalda lo más plana posible durante el ejercicio. Repita todo el tiempo que lo necesite, pero dedique al menos 30 segundos a cada parte del estiramiento.

  1. Curvas laterales

Con el objetivo de fortalecer el torso, las curvas laterales implican sostener el palo largamente, al menos más allá de los hombros. Toma el palo lentamente por encima de tu cabeza, luego aprende a la derecha y lleva el palo tan lejos como te resulte cómodo. Una vez que hayas sostenido eso durante 30 segundos, retrocede lentamente hacia el otro lado, yendo tan a la izquierda como te resulte cómodo. 20 repeticiones deberían ser suficientes.

Una vez que haya completado todos estos ejercicios, termine con 5 minutos de sentadillas y listo para jugar.